Promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

Programa Nacional

Elementos ortopédicos

Buenos Aires

9 de octubre de 2017

CILSA llegó a la provincia de Formosa

Entre el 5 y el 8 de octubre, en el marco de la Campaña “Más lejos para llegar a más”, la ONG junto a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD) donaron alrededor de 220 sillas de ruedas y elementos ortopédicos a personas con discapacidad.

 

En el marco de la Campaña “Más lejos para llegar a más”, CILSA junto a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días entregó 220 sillas de ruedas y otros elementos ortopédicos a personas con discapacidad de escasos recursos en Ibarreta, Las Lomitas, El Chorro, El Potrillo e Ingeniero Juárez, Riacho y Formosa capital. Con esta entrega, sumaron casi 500 sillas de ruedas las entregadas por la ONG en esta provincia norteña.

De la acción participó el equipo de CILSA encabezado por su presidenta Silvia Carranza y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD), representada por el gerente de Bienestar Área Sudamérica Sur, Jorge Romeu; el gerente de Proyectos de Ayuda Humanitaria, Ariel Chaparro; responsable de carga del programa de sillas de ruedas en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, Michael Snow, y el matrimonio misioneros de Ayuda Humanitaria Área Sudamérica Sur, LaDawn y Elder Rex Huling.

Según el cronograma establecido, el 5 de octubre se entregaron más de 50 elementos ortopédicos en la ciudad de Formosa. Al día siguiente, la acción continuó en la localidad de Riacho para entregar 70 sillas de ruedas. Además, el sábado 7 de octubre el equipo de CILSA viajó a Ibarreta para beneficiar a 38 personas con discapacidad, mientras que a la tarde, se trasladó hasta Las Lomitas para otorgar 22 elementos ortopédicos. Finalmente, el domingo 8 la ONG entregó en El Chorro 10 elementos ortopédicos y otros 7 en la localidad de Ingeniero Juarez, mientras que a la tarde hizo lo mismo con en la localidad de El Potrillo donde se otorgaron 18 sillas de ruedas.

Sobre el alcance de la campaña, la presidenta Carranza expresó: “tenemos mucho por festejar: la vida, la posibilidad de estar mejor, el hecho de tener una silla de ruedas nueva para estudiar, trabajar y hacer las cosas que a ustedes les gustan. Hoy podemos volver después de tres años. Formosa nos necesitaba. A través de Liliana Saavedra pudimos llegar a ustedes. La cadena solidaria sigue sumando eslabones para que podamos tener una vida digna. Quiero felicitarlos por luchar. Nunca se dejen estar, siempre se puede más”.

A su turno, Ariel Chaparro, responsable de carga del programa de sillas de ruedas en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay de la IJSUD, dijo: “tuvimos una hermosa experiencia al traer los elementos ortopédicos. Nos pone felices ayudar en esta situación. Queremos que utilicen las sillas de ruedas para que puedan tener más libertad, para hacer su vida más plena”.

Esta donación se hace posible gracias al apoyo incondicional de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD), que provee las sillas de ruedas mediante la alianza que tiene con CILSA desde el año 2006, destinada a promover mayor inclusión social de personas con discapacidad en la Argentina, sumado al aporte de los socios de la ONG.

 

Acerca de la Campaña “Más Lejos para Llegar a Más”

La Campaña Nacional “Más lejos para llegar a más” se creó el segundo semestre de 2009, en el marco del Programa Nacional de Entrega de Elementos Ortopédicos, con el objetivo de cubrir las necesidades de movilidad de niños, niñas, jóvenes y adultos mayores con discapacidad que habitan en provincias donde la ONG no tiene presencia institucional, y en las cuales la pobreza y la marginación son denominadores comunes. Desde entonces, mediante esta acción solidaria se ha llegado a más de 350 localidades de 15 provincias, entregándose más de 5.000 sillas de ruedas.

 

Acerca de CILSA, ONG por la Inclusión

CILSA fue fundada el 14 de mayo de 1966 en la provincia de Santa Fe por iniciativa de un grupo de personas con discapacidad motriz y el apoyo de un sector de especialistas en rehabilitación. Su objeto es promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginada de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad. Su meta es vencer las barreras ideológicas para lograr una sociedad que no discrimine ni margine, brindando a todos los individuos igualdad de oportunidades para el desarrollo.