Promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

Programa Nacional

Concientización

Santa Fe

20 de octubre de 2016

El foco en la inclusión

La producción se gestó en marzo de este año y se extendió hasta el mes pasado. Estuvo enmarcada en el 50° aniversario de CILSA y abordó los conceptos de discapacidad, recreación, derechos e igualdad.

– Debajo podes cliquear para acceder a la audiodescripción de la muestra “Enfocate en la Inclusión”:

En su trabajo en las instituciones educativas que la acompañaron históricamente, surgió la muestra fotográfica “Enfocate en la inclusión”.

La propuesta, que se creó en la regional Buenos Aires y luego se expandió al interior del país, consistió en desarrollar una producción de imágenes por parte de estudiantes de las escuelas en las que se desarrollan acciones del Programa Nacional de Concientización para promover un mensaje inclusivo para compartir en la sociedad.

Se pensaron diversas instancias de producción a lo largo del año cuyos resultados finales se mostraron en exposiciones realizadas en el mes de octubre durante los Encuentros por la Inclusión en las ciudades de Buenos Aires, Rosario, Mendoza, Mar del Plata y Santa Fe.

 

Momentos del proceso

Instancias motivacionales con fotógrafos

El trabajo comenzó a partir de la búsqueda de voluntarios fotógrafos y/o estudiantes de fotografía que tuvieran interés en brindar talleres motivacionales para los alumnos de los colegios con los que se llevaría adelante la producción fotográfica.

Estos espacios iniciales fueron pensados no sólo con la intención de crear y difundir un mensaje inclusivo sino también para brindar tips básicos del uso de la cámara, de las luces y la selección de imágenes representativas en relación al mensaje a elegir. Así, la consigna fue transmitir a partir de una imagen, la propia mirada sobre la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad.

Tras el desarrollo de la consigna surgieron múltiples preguntas que los equipos educativos del Programa de Concientización pensaron juntos en sucesivos encuentros de sensibilización con los estudiantes participantes.

 

Talleres de sensibilización 

Uno de los principales objetivos de esta propuesta fue retomar y reafirmar lo aprendido en torno a la inclusión; así como también invitar a los participantes a la celebración de los 50 años recorridos de CILSA.

Por esta razón se organizaron diferentes encuentros para abordar nuevamente los modos en que se puede ayudar al otro y modificar el entorno para generar una sociedad más inclusiva.

Estos talleres vivenciales, desarrollados en diferentes cursos y modalidades, comenzaron con intercambios acerca de lo que los alumnos ya conocían en relación a la temática discapacidad. A continuación hubo juegos con dinámicas que posibilitaron recordar y reflexionar en torno a los conceptos de diversidad, derechos, barreras y formas de modificarlas.

Los intercambios llevaron a pensar posibles mensajes que pudieran representarse mediante el recurso fotográfico acompañado de un título personalizado para la imagen elegida simbolizando la mirada sobre la discapacidad.

 

Accesibilidad 

Teniendo en cuenta que la exposición sería visual y, pensando modos posibles en que todos pudieran apreciarla de diversas maneras, se deliberó cómo volver accesible esta propuesta para las personas ciegas.

Con este objetivo, tanto los alumnos como los miembros de CILSA, incluyendo a Enrique Carrizo, referente del área de Concientización en la regional Buenos Aires (quien es, además, una persona ciega) trazaron sugerencias para volver viable el espacio, entre ellas: escribir en Sistema Braille, describir el lugar y el momento de la foto, detallar a las personas y las acciones que aparecieran en la imagen, trasmitir la emoción y el sentido que el fotógrafo intentó brindar.

Seguidamente, se efectuó una síntesis en Sistema Braille, así como también, para la creación de una experiencia vivencial de “ponerse en el lugar del otro” se convocó a aquellos que la visiten a vivir la experiencia con los ojos vendados y escuchando la descripción de las imágenes.

Al mismo tiempo, se investigó sobre las producciones fotográficas de personas ciegas (algunos de ellos con memoria visual y otros que nacieron ciegos) y se propusieron imágenes tomadas con los ojos vendados, intentando capturar lo que vive la persona más allá de la percepción visual, sobre la foto escribiendo en Braille lo que percibió al tomarla. Así, podría ser tanto una descripción objetiva de los detalles de la escena como una breve explicación de las emociones que genera.

 

Criterios de selección

En principio se planteó que el proyecto no implicaba un concurso, que los únicos criterios eran los trazados en torno al mensaje y la calidad de la foto. Con ello se seleccionó un grupo de imágenes para exponer y otro para mostrar a través de las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram.

El primer criterio empleado fue el cumplimiento de la consigna; es decir, que fuese una fotografía que transmitiera una mirada inclusiva sobre las personas con discapacidad. Esto fue algo difícil de construir, teniendo en cuenta desde qué perspectiva se partió y cómo representar la idea de inclusión a través de una imagen. Asimismo surgió la “foto denuncia”, mostrando las barreras que impiden la inclusión del mencionado colectivo social.

Un segundo aspecto implicó la calidad de la fotografía. A partir de las técnicas y reglas básicas transmitidas, se propuso alcanzar una calidad de imagen (luz/oscuridad) y pixeles que permitieran su impresión, exposición y presentación virtual para compartirlo en las redes.

El proceso de selección se inició desde los mismos alumnos y docentes que tomaron las imágenes más representativas elegidas por el curso y las enviaron a CILSA para continuar con la selección según los criterios planteados.

 

Balance 

La producción resultó impactante no sólo por las imágenes creadas y mensajes que se propusieron sino también por el proceso que implicó llegar al producto.

El recorrido realizado generó nuevas preguntas en los cursos con los que se trabajó, nuevas reflexiones y propuestas acerca de cómo seguir generando una cultura inclusiva en la sociedad.

Alumnos, docentes y voluntarios pudieron vivenciar, a través de la búsqueda de imágenes y miradas sobre el tema, la permanencia de barreras culturales e ideológicas. Además, observaron sus consecuencias en los ámbitos de la vida social, deportiva, recreativa, educativa y laboral de las personas con discapacidad. Al mismo tiempo, los participantes percibieron sus propias dificultades y dudas respecto a cómo generar un cambio desde lo cotidiano.

Todo esto se vio plasmado en las imágenes propuestas, donde juegan con perspectivas rehabilitadoras de las personas con discapacidad y miradas negativas a modificar, representadas con técnicas como el uso de blanco y negro, y contraposiciones con imágenes inclusivas, a las que se intenta llegar.

Del mismo modo, también se forjaron con otros recursos fotográficos, como juegos de luces y colores brillantes, imágenes de autonomía, de desarrollo de los propios potenciales, así como también del apoyo mutuo entre pares con y sin discapacidad apuntando a una idea de unidad en la propia diversidad.

Por otro lado, el mismo proceso de fotografía y organización de la muestra permitió pensar cómo lograr una participación de todos y para todos. Esto viabilizó abordar la accesibilidad de la muestra y los diversos modos de participación, tanto desde la fotografía como su percepción.

De esta manera, también se propusieron fotos desde las técnicas utilizadas por los fotógrafos ciegos: plasmando en una imagen y con notas en Braille la situación que experimentan (huelen, tocan, escuchan, sienten) al capturar situaciones o momentos.

Lo mismo se pensó para detallar las demás imágenes y descripciones en un lenguaje accesible para las personas ciegas: con títulos y descripciones en Braille.

 

Las producciones se pueden ver en:

// Facebook @ong.cilsa

// Twitter @CILSAong

// Instagram @cilsaong

 

Agradecimientos

> BUENOS AIRES / fotógrafos voluntarios, por su trabajo; participantes, por su dedicación y Centro Cultural Borges, por ceder las instalaciones.

> SANTA FE / Complejo Polideportivo Juan Leonardo Vega, por brindar el espacio; alumnos que participaron y voluntarios fotógrafos por los talleres otorgados.

> MAR DEL PLATA / voluntarios que dictaron el taller motivador: Juan Carlos Dávila (Escuela FotografiARTE), Luciana Serafiti y Javier Escope (autónomos); Espacio Cultural Unzué, anfitrión; y las instituciones CIDELI, Escuela de Educación Especial 507, Centro de Día La Marisa y Casa del Ángel por vincularse con la muestra.