Promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

20 de junio de 2011

Discapacidad

¿Qué es?

“Tienes un pequeño defecto físico. ¡Casi imperceptible! ¡Magnificado miles de veces por la imaginación! ¿Sabes qué te aconsejo? ¡Piensa que, en cierto modo, eres superior! ¡Despierta! Mira un poco a tu alrededor. ¿Qué ves? Un mundo lleno de personas comunes. Todos nacieron y todos morirán. ¿Cuál de ellos tiene una décima parte de tus cualidades? ¿O de las mías? ¿O de cualquier persona? Todos sobresalimos en algo. Algunos en muchos aspectos. Lo único que debes hacer es descubrir qué”.
Tennessee Williams – “El zoo de Cristal”.

El material brindado es sólo orientativo y carece valor científico. Pretende orientar de forma elemental a quienes no conocen estos temas.

El término “discapacidad” fue aceptado por la Real Academia Española hace 10 años. Existen otros términos quizás más comunes como “incapacidad”, “minusválido”, “inválido” pero pueden dar a entender que las personas con discapacidad son personas “sin habilidad”, “de menor valor” o “sin valor”.

En comparación con esas acepciones, la discapacidad tiene que ver con “la disminución de una capacidad en algún área específica”, por lo que el uso de este término reconoce que todos los individuos con discapacidades tienen mucho que contribuir a la sociedad.

Sin embargo se hace necesario diferenciar conceptos tales como:

Deficiencia: Es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. O una alteración anatómica o funcional que afecta a un individuo en la actividad de sus órganos.

Discapacidad: Es la consecuencia de una deficiencia sobre las actividades físicas, intelectuales, afectivo-emocionales y sociales; también se la puede definir como toda restricción o ausencia (debido a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la discapacidad como “la pérdida de la capacidad funcional secundaria, con déficit en un órgano o función que trae como consecuencia una minusvalía en el funcionamiento intelectual y en la capacidad para afrontar las demandas cotidianas del entorno social”.

Las consecuencias de la discapacidad dependen de la forma y profundidad con que alteran la adaptación del individuo al medio. La discapacidad puede ser definitiva o recuperable (en tanto susceptible de mejorar en ciertos aspectos) o en fin, compensable (mediante el uso de prótesis u otros recursos). Por ello es importante analizar el grado de discapacidad (leve, moderada, severa o muy severa en relación cuantitativa con la disminución o alteración funcional), su evolutividad (progresiva, estacionaria o regresiva) y si es congénita o adquirida, puesto que las consecuencias en uno u otro caso han de ser diferentes, como lo serán también las reacciones psicológicas del individuo y su entorno familiar.