Promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

Programa Nacional

Voluntariado

Buenos Aires

30 de octubre de 2017

Espacios de inclusión

Experiencias de voluntarias estudiantes y graduadas de Terapia Ocupacional.

252497

A partir de 2015, el Área de Voluntariado de CILSA cuenta con la participación de alumnos y egresados de la carrera Terapia Ocupacional de distintas universidades argentinas y del exterior. Tal es el caso de un grupo de jóvenes que participan de las actividades que se realizan en la escuela de iniciación deportiva sobre silla de ruedas del Club Náutico Hacoaj en Almagro, y de las entregas comunitarias de elementos ortopédicos dictando un taller informativo para padres de niños con parálisis cerebral que reciben sus sillas de ruedas.

Estas voluntarias manifiestan su deseo de ser parte de experiencias vinculadas al ámbito de la inclusión en discapacidad y encuentran en CILSA un lugar propicio para hacerlo.

 

Compartimos los testimonios de algunas participantes:

Micaela Pereyra: Soy estudiante de la Universidad Nacional de Quilmes. Desde 2016 me desempeño como voluntaria de la escuelita de básquet sobre silla de ruedas ubicada en Almagro. Concurro los sábados por la mañana, también junto con otras compañeras doy un taller a familias de niños con parálisis cerebral en el marco del Programa Nacional de Entrega de Elementos Ortopédicos y de Concientización. Estas vivencias me ayudaron a crecer como profesional y como persona, creo que ese fue y es el mayor logro desde que formo parte de CILSA.

Jacqueline Cielo Pérez: Curso 2° año en el Instituto del Profesorado en Enfermería Padre Luis Tezza de CABA. Cada sábado que voy a la escuelita del Club Hacoaj me siento feliz: ver llegar a los chicos con sus ganas de jugar es lo que me hace sentir cómoda y agradecida de poder estar con ellos pudiendo aprender un poco más de cada uno.

Daniela Perrino: Soy alumna de la Universidad del Salvador. Ingresé a CILSA cuando buscaba un lugar donde aplicar mis conocimientos y obtener nuevos saberes. Desde que formo parte de la escuelita de básquet fui creando un hermoso vínculo con los chicos y mis compañeros voluntarios. Esto me llevó a cambiar de carrera: pasé de estudiar Trabajo Social a orientarme en rehabilitación. CILSA es un lugar único, al que le tomé mucho cariño. Actualmente, también participo del taller sobre uso de las sillas de ruedas para chicos con parálisis cerebral ofreciendo conocimientos acerca del uso de la silla, ejercicios para la estimulación, cuidados y derechos fundamentales que deben ser cumplidos para las personas con discapacidad. En los talleres se generan grandes debates donde cada familia expone sus experiencias y todos aprendemos un poco más. Formar parte de la ONG me hizo crecer, mejorar como persona y reforzar mis valores. Ver la evolución de los niños que participan de la escuelita en sus desafíos personales y de las familias que los acompañan y apoyan en cada encuentro me estimula para continuar con mis proyectos.

Leidy Vanessa Quintanilla Rubio: Soy Terapista Ocupacional de la Universidad Nacional de Colombia hace cinco años. Busqué una experiencia de voluntariado porque sentía que me faltaba una vivencia diferente, que era el trabajo de campo, y lo hice en una ONG con otro tipo de población. Ser voluntaria me complementa y me hace feliz.

Si tenés ganas de ser voluntario y estudiás o te graduaste en educación física, terapia ocupacional, psicomotricidad, kinesiología y acompañamiento terapéutico, podés escribir a mariela.gerstein@cilsa.org