fbpx

"Nuestra misión es promover la inclusión plena de personas con discapacidad y personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social.

Programa Nacional

Educación

Córdoba

18 de julio de 2020

“Los idiomas son una llave que abren muchas puertas”

Jeanette Ducret brindó un taller de inglés a los participantes del Centro de Formación CILSA de Córdoba. En esta nota cuenta sobre el proyecto y las repercusiones de la experiencia.

 

Para Jeanette Ducret, de 26 años, “los idiomas extranjeros siempre sirven para progresar. Estudio Profesorado de Inglés en el Instituto de Enseñanza Superior Simón Bolívar con una beca de CILSA. Es una herramienta  muy interesante y trabajarla desde la diversidad enriquece más aún”.

La joven oriunda de barrio Crisol Sur, en el sur de la ciudad de Córdoba, está vinculada a CILSA desde hace 7 años, oportunidad en la que se inscribió como becaria del Programa de Becas de Educación Superior. Más tarde pasó por el Centro de Formación CILSA del Programa de Oportunidades Económicas a través de la Tecnología en las Américas (POETA) donde hizo el curso “Programando un futuro para todos”. Hoy se desempeña como voluntaria de la ONG.

¿Cómo surgió la propuesta de llevar a cabo un taller de inglés en el marco de POETA?

Los idiomas son una llave que abren muchas puertas. Llevo unos cuantos años trabajando en la enseñanza de idiomas, aún antes de descubrir que era mi vocación. Hace un tiempo comencé a plasmar un proyecto para presentarlo en alguna institución y un día, en un taller de la facultad, charlábamos con los docentes acerca de que el inglés es una herramienta para progresar. Con mi propuesta en mente me acerqué a POETA y allí mi sueño se hizo realidad.

¿Cómo se desarrolló?

Tuvimos una clase presencial, algunas por Zoom y continuamos a través de la utilización de otras plataformas virtuales.

 

¿Qué te motivó a desarrollar esta acción?

En parte, las ganas de devolver algo de todo lo que CILSA me brindó, también ofrecer una herramienta útil a los participantes. En el momento que propuse el taller también estaba pensando en la diversidad. Para mi formación era muy importante poder trabajar con adultos y otras personas con discapacidad ya que en ese momento solo había enseñado a niños y adolescentes. Así que el desafío me llamaba la atención.

¿Qué tipo de contenidos pensaste para abordar con los participantes?

La idea principal era hacer clases divertidas y didácticas con contenido mayormente oral y de escucha para fortalecer lo que sería la oralidad o lo conversacional. Al mismo tiempo, no perder de vista los tres pilares esenciales de cualquier lengua: gramática, pronunciación y vocabulario. El contenido siempre es el mismo pero soy el tipo de persona que cree que la gente tiene que «meter las manos en la masa», hay que trabajar para hacer que el alumno participe activamente con juegos, mini obras de teatro, videos, entre otros. Y esas eran las herramientas previstas.

¿Qué experiencias rescatás de tu paso por este espacio?

Fue una experiencia hermosa pero lamentablemente fuimos atravesados por la pandemia. Rescato la energía y empuje de los interesados por seguir con las clases. La buena onda de todos por hacerlo más ameno, para que sea llevadero, relajado y podamos pasarlo bien todos.

¿Tuviste experiencias similares? Es decir, ¿habías brindado clases o cursos de forma solidaria anteriormente?

Sí, afortunadamente hace unos años estuve colaborando en una campaña que organizan en EEUU donde enseñan inglés y manejo de tecnologías a mujeres que emigran en forma ilegal, ya que en este país todo está digitalizado y muchas veces ellas no logran acceder a las cosas por falta de conocimiento del idioma.

 

Aporte significativo

Teresita Dumas es orientadora vocacional – ocupacional en el Centro de Formación CILSA de Córdoba. Brindó su parecer respecto del taller de inglés.

¿De qué modo fue recibida la propuesta de Jeanette en el equipo de POETA?, ¿hubo experiencias similares previamente?

La propuesta fue gratificante. Considerando que viene de alguien que conocíamos porque transita el espacio desde hace tiempo como becaria de la ONG. Resultó una alegría saber de su interés en sumarse desde el voluntariado. Por otro lado, hace mucho tiempo queríamos incorporar inglés a nuestra propuesta, creemos que es una competencia que hoy en día se hace imprescindible teniendo en cuenta las capacitaciones que brindamos y las oportunidades económicas que promovemos, ligadas al sector IT. No tuvimos experiencias similares, pero esperamos que haya muchas más.

¿Cómo fue el trabajo en conjunto? ¿Qué rescatás de esa experiencia?

El trabajo con otros siempre es enriquecedor, y este caso no fue la excepción. Con Jeanette, en particular, aprendimos otro modo de aproximarnos a los participantes, distinto al de la educación tradicional en idiomas.

En sus clases se generó un clima ameno, horizontal, más parecido al aula-taller al que estamos acostumbrados en nuestro espacio de formación. Después, la cuarentena hizo lo suyo y nos obligó (y animó) a trasladarnos al espacio virtual, y eso nos trajo otras complejidades y decisiones que tomar. La experiencia global fue positiva. Ojalá podamos repetirla.

¿En qué aspectos creés que el taller potenció a los participantes?

El taller de inglés no tenía tanto que ver con un estudio desde la gramática y el vocabulario tradicional, sino que estaba más orientado a un taller conversacional. Si bien esos componentes son importantes a la hora de estudiar un idioma, se apuntó a que los participantes puedan incorporar una herramienta práctica que les permita desenvolverse mejor en sus espacios laborales, o que los posicione mejor en el mercado laboral.

 

ing