fbpx

"Nuestra misión es promover la inclusión plena de personas con discapacidad y personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social.

Programa Nacional

Deporte Inclusivo

Santa Fe

29 de noviembre de 2020

«El deporte fue lo que me cambió completamente»

Así lo manifestó Franco Alessandrini, jugador profesional de básquet sobre silla de ruedas. Actualidad en España, orígenes en CILSA y amor por la Selección.

 

Franco Alessandrini tiene 26 años y vive en la ciudad española de Vigo. Es jugador profesional de Básquet sobre silla de ruedas del Club Iberconsa AMFIV (Asociación de Minusválidos Físicos de Vigo) y de la Selección Argentina. Es oriundo de la ciudad de Santa Fe, donde a través de CILSA se encontró con las posibilidades que brinda el deporte como medio de inclusión. En una charla cuenta sobre sus inicios, experiencias y proyectos a futuro.

¿Cómo llegaste a CILSA?
Antes de mi accidente no hacía deportes, más que jugar a la pelota con amigos. Tenía 14 años y después de lo que me pasó, empecé a investigar si había alguna alternativa para los que tenemos discapacidad. Yendo a rehabilitación en el Hospital Vera Candioti, me comentaron de CILSA. Ahí inicié con natación y básquet. Me incliné más para básquet y ya llevo 10 años.

¿Cómo fue tu recorrido por el básquet en la ONG?
Empecé jugando en una escuelita donde estuve dos años. Luego se formó una tercera división. Estuvimos compitiendo por 4 años hasta que logramos el ascenso a segunda. Cuando ascendimos, me pasaron al equipo de primera división. Luego llegaron los llamados a la Selección.

¿Qué te llevaste de tu paso por la ONG?
El ambiente, la buena gente, permitirme conocer a chicos que pasaban por una misma situación que yo. Sentirme uno más. Creo que eso fue lo que me encantó más allá del deporte.
UNA LIGA PROFESIONAL
¿Cómo surgió tu ida a España?
Empecé a tener mis primeros partidos en primera, me estaba yendo muy bien. De ahí llegaron las convocatorias a la Selección y mi primer viaje a Colombia para jugar una Copa América. Esperando el vuelo de regreso en el aeropuerto de Bogotá, un compañero me preguntó si me gustaría jugar en España. Y yo le dije que sí. Para cualquier atleta estar en Europa o en las ligas más competitivas es un sueño. No lo dudé, así que luego me contactaron y me vine.

¿Hace cuánto estás allá?
En España estoy desde 2018, van a cumplirse 3 años en enero. Voy por mi cuarta temporada.

¿Cómo es la experiencia en España?
El primer año fue un poco raro. Si bien estaba con muchas ilusiones, no sabía con qué me podía encontrar porque era algo totalmente nuevo. Lo bueno es que tenemos el mismo idioma, entonces lo que es comunicación lo hacés súper fácil. La adaptación a la liga es un poco difícil porque es el nivel más alto. Es la liga más fuerte que hay a nivel global.

¿Cómo es la relación con tus compañeros de otros países?
Actualmente hay una chica australiana, dos españoles y dos ingleses. Y va variando la conformación. El año pasado estábamos con un polaco, dos japoneses, un francés… vienen de todos lados. Yo tuve la suerte de compartir departamento con un mexicano y se hace un poco más fácil. También me tocó convivir con personas que hablan otro idioma, pero uno se hace entender.

¿Qué es lo que más te costó del juego?
Lo que más me costó fue el ritmo de juego, es totalmente diferente, es alto rendimiento. Es súper profesional.

¿Qué es lo que más te gusta de jugar allá?
Al que le gusta el deporte, compartir y competir contra los mejores es genial. Te va haciendo mejor también.

¿Notás diferencias con Argentina?
En España el calendario ya está organizado. Antes de que comience la temporada ya sabés contra quién vas a jugar. En Argentina tenés que esperar porque el torneo va cambiando.

Y a nivel de inclusión social, ¿qué particularidades ves?
A nivel social es otro mundo. Tenés más cosas adaptadas. Somos como uno más, no hay diferencias. Lo que es adaptación se nota mucho.

 

PROYECTOS Y AMOR POR LA CELESTE Y BLANCA
¿Cuál considerás que es tu principal logro en lo que va de tu carrera?
La Selección. Es lo que todos quieren. Yo ya pude jugar Sudamericano, Copa América, Mundial, Parapanamericanos. Me faltan los olímpicos, pero este año se nos escapó. Quedamos cuartos y clasificaban tres. Hay que esperar 4 años más.

¿Qué rescatás de tu paso por la Selección?
Aprender de los compañeros que tengo, de los que están hace mucho tiempo. También tener la oportunidad de seguir viajando, conocer otras culturas, enfrentarse con otros equipos, ver en la cancha a grandes jugadores.

¿Qué extrañás de Argentina?
Obviamente la familia, mis perros, los amigos, los otros compañeros.

¿Volvés seguido?
Vuelvo a Argentina cuando termina la temporada. Es decir, cada 8 meses estoy volviendo y paso 3 meses en el país.

¿En qué medida considerás que el deporte cambió tu vida?
El deporte fue lo que me cambió completamente y me ayudó. Me dio la posibilidad de salir, de viajar, de conocer mucha gente. Hacer deporte te abre mucho la cabeza, te permite ver muchas cosas, más allá de lo físico.

¿Cuáles son tus sueños a futuro?
Ganar títulos con el club y con la Selección. Ojalá se pueda. Por lo pronto es ganar el partido que viene y ver cómo encaramos todo.

 

FB_IMG_1594015380306

IMG_20201030_225028_100