Promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

Programa Nacional

Voluntariado

Buenos Aires

4 de enero de 2018

Jornadas de pintura en el hogar de Calzada

Contó con la participación de voluntarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

imagen_270971

En el marco del Programa Nacional “Un niño, un futuro”, docentes del hogar de día ubicado en Rafael Calzada, provincia de Buenos Aires, participaron de dos jornadas solidarias que tuvieron por protagonistas a 10 voluntarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La actividad tuvo lugar en el mes de diciembre y consistió en el reacondicionamiento de las paredes del salón de usos múltiples y su posterior pintura. De los encuentros participaron voluntarios de los barrios San José, Claypole, Don Orione y Adrogué, cuya dedicación permitió que el mencionado centro de CILSA luzca renovado y con instalaciones más cómodas para los niños.

Pamela Flores, voluntaria presente, expresó que “la idea surgió como una invitación por parte de nuestros líderes y, simultáneamente, como una necesidad de cada uno de nosotros de ayudar al prójimo. Siempre procuramos hacer actividades de servicio que bendigan la vida de quienes lo precisan. Con CILSA compartimos jornadas muy divertidas con los niños y sus docentes, sentimos que el trabajo realizado fue de gran utilidad. Los chicos estaban felices”.

Posiblemente, este año se desarrollen nuevas propuestas entre ambas instituciones con el objetivo de continuar mejorando las instalaciones de los hogares de día radicados en zona norte y sur de la provincia de Buenos Aires.

Agradecemos a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por las gestiones consumadas para que esto fuera posible, y por el compromiso y la dedicación de cada uno de los voluntarios para que los niños disfruten de un sitio más acogedor y ameno.